¿Libertad para los jugadores o mecanismos automáticos?


Muchos entrenadores quieren imponer su forma de jugar a los integrantes del equipo. Es decir, quieren que como si tuvieran el mando de la video-consola dirigieran ellos los movimientos de sus jugadores.. algo que es impensable además de imposible. ¿Qué distingue a los malos de los buenos entrenadores en este sentido?.

En primer lugar los que aceptan el fallo. Los jugadores no son perfectos tengan la edad que tengan, piensan por sí mismos y tienen que equivocarse. Por supuesto no es lo mismo por ejemplo que un jugador intente regatear dentro del área propia que saben perfectamente que es muy arriesgado a que un jugador intente dar el pase de la muerte para que otro compañero que estar mejor situado que él termine la jugada.

Ante este pase de la muerte con un compañero mejor situado como ejemplo, podemos diferenciar al entrenador bueno del malo. El bueno aplaudirá la intención del jugador pues sabe que el compañero estaba mejor situado y había más posibilidades de que la jugada terminara en gol. El malo por el contrario es el que si das el pase y fallas te dice que tenías que haber tirado o si tiras y fallas te dice que tendrías que haber pasado.

Por eso digo que hay que dar libertad a los jugadores, siempre con unas pautas claras, como la nombrada anteriormente de que no se puede regatear en área propia (que suele ser la más visual) porque para eso hay zonas del campo donde se pueden hacer determinadas cosas. Pero ponernos a decirle a los jugadores que en vez de haber hecho una pared tenía que habérsela jugado individualmente o al contrario me parece un error.

En los entrenamientos es donde tenemos que enseñar las distintas situaciones que pueden producirse en el campo y dar posibles soluciones a los jugadores, no una sino varias en función de lo que hagamos nosotros y la reacción que tengan los contrarios a esos movimientos. Pero luego tienen que ser ellos los que tomen esas decisiones y posiblemente lo hagan con una de esas opciones enseñadas porque empezarán a analizar y a pensar según lo que yo hago y lo que hace el contrario y cómo le voy a hacer daño y no a jugar haciendo siempre el mismo movimiento o la misma jugada porque eso tiene una caducidad que es la que el contrario tarde en darse cuenta de la jugada que se va repitiendo o de un movimiento o manía concreta de un jugador que se hace una y otra vez.

No hay nada más peligroso en el fútbol que ser totalmente imprevisible, pero para eso hay que darle libertad total a nuestros jugadores. Millones de opciones les podemos enseñar durante los entrenos, pero que sean ellos los que elijan la mejor con la opción por supuesto de equivocarse. Seremos buenos entrenadores si se equivocan lo menos posible sin que tengamos en el partido que decirles nada y mientras ejecutan un movimiento distinto antes los movimientos que realiza el rival.

 

 

inicio de una nueva temporada

 

Cuando empezamos hace alrededor de 3 años con este proyecto pensamos en las infinitas posibilidades que nos podía ofrecer en el futuro esta web relacionada con el mundo del entrenador. Poco a poco hemos crecido, y al no ser una web profesional porque sus integrantes se dedican a actividades profesionales no relacionadas con el fútbol, nos sentimos muy orgullosos de que más de 30.000 personas mensuales sean asiduos de nuestra web.

Ahora viene una nueva época, una nueva temporada dónde queremos realizar algunos cambios, donde dejaremos paso a gente nueva e intentaremos reducir nuestro número de artículos para subir la calidad de los mismos.

Intentaremos llevar a cabo algunas ideas, aunque siempre sin perder de vista las limitaciones de la página, como intentar poner en contacto con una bolsa de entrenadores a equipos que necesita técnicos y a los propios entrenadores. Plantearemos la posibilidad de realizar algún curso de manera online y probablemente gratuita en el futuro dirigida a aquellos entrenadores principiantes o a aquellos que quieran complementar algo más su formación.

Además pretendemos realizar algún encuentro entre técnicos experimentados en canteras de primera división para intercambio de opiniones y formas de trabajar en los mismos.

En definitiva, una serie de cambios que irán encaminados a mejorar la web y vuestra experiencia en ella. No me gustaría acabar esta bienvenida a la nueva temporada sin daros las gracias a todos aquellos que aunque sea una vez entráis en esta página, y no puede haber mayor orgullo que el que os haya servido algún contenido de los que colgamos aquí para vuestro día a día como técnicos.

Muchas Gracias, el Lunes comenzamos!!

¿Cuando es más determinante una expulsión, ahora o hace 10 años?

 

Viendo la expulsiones que se sufren en los partidos, sobre todo de la de Pepe, central de la selección portuguesa que frente a Alemania fue expulsado, valga la redundancia, con roja directa sobre todo no por la posible falta o golpe en la cara a Muller, sino más bien por encararse posteriormente con el jugador alemán, nos preguntamos si las expulsiones son más determinantes ahora o en el pasado.

Pepe, expulsado en el Alemania-Portugal

Según mi opinión creo que ahora son mucho más determinantes y explico por qué. Hoy en día los equipos son muy conscientes de la importancia de la posesión de balón, no como el concepto de tenerla indefinidamente, algo que está cambiando hacia un estilo con posesión y combinativo pero más directo, sino de que para tener la pelota hay que acumular hombres en las zonas donde quieres tener el balón.

Normalmente esta zona por supuesto es el medio del campo, y si nos vemos obligados a jugar con uno menos porque hemos sufrido una expulsión es algo bastante más determinante en nuestro partido hoy en día. Primero si quitas un delantero, que suele ser lo más habitual, dejas a tu equipo con menos peligro arriba pero sobre todo facilitas la circulación entre los centrales para que se incorporen conduciendo y acaben dividiendo a los mediocampistas. Segundo si no lo quitas y te quedas con un medio menos, los espacios serán grandes y los contrarios moverán con más facilidad. Si el expulsado es un defensa, pocos se arriesgan a jugar con defensa de tres…

En el pasado, el fútbol era más lento o distinto, yo diría que menos físico e incluso algo menos táctico que hoy, donde entrenadores de la actualidad estudian hasta las características del árbitro. Los jugadores conducían más la pelota y permitían los repliegues de los contrarios, por esto creo que las expulsiones ahora son más determinantes, porque antiguamente cada uno se encargaba de su parcela, defensas a defender, mediocampo a crear y delanteros a marcar, con evidentes excepciones. ¿Qué pensáis?