Cómo no acabar los partidos

 

En la primera jornada de Liga 15/16, en concreto en el partido Betis-Villareal, pudimos ver un ejemplo de cómo debemos intentar no acabar los partidos de nuestros equipos. Por supuesto nos referimos al final del Villareal y tenemos que recalcar que el Betis tiene un gran mérito pues demostró que es capaz de llevar la responsabilidad del partido esté quien esté enfrente y que nunca se rinde.

Sin embargo el Villareal, ya lo advertían los comentaristas cuando se entraba en el minuto 37 de partido, tenía que tener cuidado pues había perdido muchos puntos el año pasado en los finales de partido. No se equivocaban y en el 42 recibía el gol del empate. Nombraremos algunas de las claves que tenemos que evitar para no acabar partidos que vamos ganando con un resultado menos favorable que este.

En primer lugar, el Betis se hizo con el control de partido y el Villareal se dejó dominar. Este es un error muy común pues nos vemos ganando y pretendemos esperar al rival para salir a la contra, sin embargo, hay jugadas en las que es posible hacerlo, véase el larguero que pudo poner el 0-2 en el partido, pero hay otras en las que es mejor intentar mantener la posesión y bajar el ritmo del partido. Pero el Villareal esto segundo no lo hizo. Perdía la pelota rápidamente y los últimos 10 minutos de choque no la tuvo prácticamente nada.

Evitar faltas tontas en zonas complicadas. Si decides acumular hombres atrás, el equipo rival tiene que verse superado sobre todo en las zonas centrales como en la defensa. El Villareal concedió muchas jugadas de estrategia y algunas muy peligrosas en la frontal que permiten al rival crear peligro. El gol del Betis nace de un lanzamiento de falta.

Por último, no cometer errores que te hipotequen para el futuro, y es que lo último que ocurre, casi en el 92 de partido, es la expulsión de tu capitán. Con el partido decidido ya con el empate, un jugador y más concretamente tu capitán se expulsa en una disputa que deja a tu equipo con 10, pero más importante, te deja sin este jugador clave (Bruno Soriano, internacional) para el siguiente partido.

Lo conseguido por Emery

Confieso que han sido muchas las cosas en las que no estaba de acuerdo con Emery, a pesar de ganar la Europa League del año pasado y de hacer una buena temporada. Este no empezó mucho mejor, sí quizás en resultados pero lo que planteaba el equipo por lo menos no era de mi agrado y creo no equivocarme, que tampoco del de la mayoría de los sevillistas que a mitad de liga incluso pitaron al equipo en el estadio a pesar de ir ganando el partido contra el Celta de Vigo.

Sin embargo, el cambio ha sido abismal a la vez que progresivo. Desde finales de Enero el equipo es otro distinto e intentaré reflexionar sobre los últimos dos años para ver si ponemos en pie la trayectoria de Emery en el Sevilla a todos los niveles.

Al comienzo de la temporada pasada, se conforma un equipo totalmente nuevo con pocas excepciones. Rakitic manejaría el medio del campo y el resto del equipo giraría en torno a él. El Sevilla se convierte en el mismo equipo aguerrido de siempre, que espera atrás y sale a la contra en la mayoría de ocasiones pero que consigue mover decentemente la pelota cuando pasa por el centrocampista croata. El trabajo defensivo se deja ver cada vez más a lo largo de la temporada incluso basando en este trabajo la consecución de la pasada Europa League.

Aunque sabe tener a todos los integrantes del equipo comprometidos con la causa realizando rotaciones, hay determinados pilares que apenas tienen descanso. Rakitic fue buena muestra de ello, no supo dosificarlo y llegó lento y cansado al final de temporada aunque siempre ha jugado más con la cabeza que con el físico. Partidos en los que el croata no salía de titular, el Sevilla se ponía ganando 3-0 y Emery lo sacaba para jugar media hora. Teniendo el partido ganado, podía haberle dado mayor descanso. La final contra el Benfica, como he dicho se basó en el trabajo defensivo y fueron pocas las ocasiones del Sevilla y muchas las que tuvo el Benfica para ganar el partido.

Comenzaba este año con el hueco dejado por Rakitic en el centro del campo que venía a ocupar Banega. Un jugador fuera de forma y que llevaba prácticamente dos años sin jugar, nombrado en esta final mejor jugador. Pero su rendimiento no acabó de convencer hasta navidades, antes pocos detalles dejó.

El equipo en general, bien en resultados, desesperantes en su juego. Un equipo que no tenía jamás la pelota, que salía rápido a la contra y que en las dos jugadas individuales que tenían conseguían marcar el gol que les daba la victoria. Eso era muy destacado, siempre había un jugador que realizaba una gran jugada y se acababa marcando. Una, pero dentro. La gente se cansaba de ver de a su equipo no jugar a nada y esperar continuamente a los rivales y no tener casi nada la pelota, más bien quitársela del medio a pesar de los buenísimos resultados que se conseguían. El trabajo defensivo continuaba evolucionando y cada vez era mejor, eso probablemente siempre lo haya tenido el Sevilla desde la llegada de Emery, pocos errores defensivos y muchos aciertos en ese sentido.

Y arrancó el Sevilla que todos esperaban, desde la vuelta de navidades e incluso un poco más tarde si me permiten se comenzó a ver al Sevilla que todos querían. Un equipo con un trabajo defensivo enorme, pero que no tenía miedo a presionar cuando le robaban la pelota en campo contrario aunque capaz de replegarse rápidamente. Y con la pelota…Banega tomó las riendas del equipo y lo movió a su gusto, Reyes entró en el juego para dar pases de gol y pausa en el medio cuando se necesita. Los defensas no juegan continuamente entre ellos sino que buscan asociarse con el medio y si no buscar a la línea de delanteros para saltar la presión…Un equipo camaleónico que es el fútbol que está de moda ahora. Tocar en corto o en largo, presionar o replegarse, todo en función de lo que requiera el partido y la jugada en concreto. Si eso se le une la calidad de los jugadores y su buena preparación física tenemos a un equipo que si bien es distinto al de las primeras dos uefa´s, vuelve a ser un equipo arrollador que domina los partidos a su manera, sin importarle no tener el balón…Ahora sólo queda confirmar si Emery se queda para el año que viene. Para mí, que tanto le he criticado ciertas decisiones hasta navidades, ahora le alabo por lo conseguido…aunque le preguntaría que ¿Por qué no había hecho esto antes?

eBook Gratuito “Ser el entrenador perfecto”

 

Hoy vamos un paso más allá y os ofrecemos de manera totalmente gratuita y fácil de descargar el siguiente ebook en formato pdf escrito por un entrenador que pertenece a futbolentrenador.com. Os damos más señas a continuación. ENCONTRARÁS EL BOTÓN DE DESCARGA (DOWNLOAD) DEBAJO DEL DOCUMENTO DE SCRIBD.

Nuestro escritor ha jugado durante muchos años en una de las mejores y más prolíficas canteras de España, por supuesto de un club profesional, para más tarde formar parte de la misma pero ya como técnico de los escalafones inferiores. Desde esa posición nos ayuda en este libro.

Ser El Entrenador Perfecto

 

Preguntas como…¿Cómo empiezo a entrenar? ¿cómo doy una charla a los padres y a los chicos? ¿Qué cualidades tengo que tener para ser un buen entrenador? ¿Cómo preparo las sesiones de entrenamiento? y muchas más son respondidas por el escritor pero no de una manera técnica y especializada, sino con palabras comunes que cualquier persona de cualquier edad puede entender.

Además, con una fácil navegación pues encontrarás un índice dónde con un simple click te llevará al capítulo que buscas o que más te interesa.

¡Prueba! Haz click en “DOWNLOAD” debajo del documento de Scribd y descargatelo sin ningún coste ni sufrir con publicidad o virus informáticos…